Hoy te presento un guest post de Pol Rodríguez, CMO de FacturaDirecta, que escribe habitualmente sobre marketing digital en varios medios importantes.

Pol acaba de lanzar un proyecto muy interesante: GetBrisa. El valor que ofrece es muy claro, enviarte e-mails con el proceso que está siguiendo para pasar de 0 a 10.000 suscriptores en su blog.

Adelante Pol 🙂

Muchas gracias por la invitación David, es un honor. Vamos allá.

Por qué el SEO se basa en realidad en el Marketing de Contenidos

Existe un poco de confusión sobre cómo encajan el SEO y el marketing de contenidos.

¿Pueden trabajar juntos? ¿Son conceptos antagónicos? ¿Pueden coexistir?

Bueno, la respuesta a la primera y tercera preguntas es radicalmente SÍ, y la respuesta a la segunda, evidentemente, es NO.

Pero vayamos por partes.

El SEO y el marketing de contenidos son para mi como el jamón y una buena caña bien fresca. Van de la mano. Simplemente, encajan. Funcionan muuuy bien juntos.

En este artículo te hablaré del motivo por el cual esto ocurre – por qué el SEO se basa en realidad en el marketing de contenidos, y viceversa.

Pero antes de compartir el motivo, hablemos un poco de por qué muchos piensan que el SEO y el marketing de contenidos no pegan.

Para mi el orígen de este error es que en muchas ocasiones el SEO y el marketing de contenidos no están integrados. Se separan como si fueran dos cosas muy diferentes.

Cuando la verdad es, que van de la mano, que se superponen, que van pegados, que se mezclan el uno con el otro y que son indisociables.

Algunas personas piensan que el marketing de contenidos elimina el SEO.

Para mí no tiene ningún sentido.

¿Cómo puede el marketing de contenidos eliminar al SEO si lo necesita para conseguir sus objetivos?

Sin embargo, este error persiste debido a artículos como este de The Guardian donde podemos leer:

Parece que Google se ha cansado de su viejo amigo SEO y está flirteando con el marketing de contenidos

Es ingenioso, pero poco preciso.

Dicho de este modo parece que el SEO y el marketing de contenidos sean dos personas diferentes cuando en realidad serían más bien dos facetas de la misma persona.

Así pues, el problema radica en la falta de conexión entre el SEO y el marketing de contenidos.

Esto debe acabar.

Ha llegado el momento de hacer que los dos vuelvan a estar juntos de nuevo.

De este modo, tendrás el éxito asegurado tanto en tu SEO como en tu marketing de contenidos.

La Pura Verdad: el SEO y el marketing de contenidos se superponen. Y mucho.

Cuando trates de entender la integración entre el SEO y el marketing de contenidos, piénsalo de este modo:

seo + marketing de contenidos

Se superponen.

Diferencias entre el SEO y el marketing de contenidos:

  • El SEO es más aproximado y más técnico.

  • El marketing de contenidos es mucho más amplio y subjetivo.

Es cierto, pero tiene puntos en común y por este motivo no se pueden separar.

Estos son sus puntos en común:

  • Una forma de aplicar el SEO de una manera más amplia es la de canalizar los esfuerzos técnicos específicos en el marketing de contenidos.

  • La única manera de asegurar el éxito del marketing de contenidos es aplicar técnicas de SEO en su implementación.

¿Cómo se unen el SEO y el Marketing de Contenidos?

Una forma de verlo es esta:

El SEO establece los requisitos y el marketing de contenidos los cumple.

En cada uno de los puntos que vienen a continuación, te comentaré exactamente lo que el SEO requiere, y cómo el marketing de contenidos cumple con sus requisitos a la perfección:

1- El SEO exige contenido. El marketing de contenidos se lo da.

El SEO no existe sin el contenido. Necesita palabras, sustancia, palabras clave, títulos, subtítulos,….

Va a sonar a topicazo, pero es que es así: el Contenido es el rey.

Contenido, contenido y contenido es la clave para un buen SEO.

Y, ¿De qué va el marketing de contenidos?

De contenidos. La aplicación práctica del SEO es la sustancia principal del marketing de contenidos.

Cuando el SEO exclama: “¡Necesitamos más contenido!”, el marketing de contenidos responde: “Vale, ¡me encargo!”

2- El SEO exige palabras clave. El marketing de contenidos consiste en usarlas.

Aquí está otra de las características del SEO: las Palabras Clave.

Son un componente fundamental del SEO – buscarlas, usarlas y hacer un seguimiento de su ranking en los resultados de los buscadores es una obligación.

¿Pero cómo se aplica el uso de palabras clave? Pues…. se llama marketing de contenidos 😉

La única manera en la que puedes utilizar palabras clave de forma inteligente es colocarlas estratégicamente a lo largo de tu contenido.

Si insistes en rellenar tus páginas con palabras clave el  sobre-optimizadas Panda o cualquiera de los animalitos de Google, te pillará.

En cambio si pones el SEO y el marketing de contenidos a trabajar juntos, todo te funcionará mejor.

3- El SEO exige enlaces de vuelta. El marketing de contenidos se los proporciona.

Los SEOs sueñan con los enlaces de vuelta – un enorme y gordo DA 98 enlazando directamente a tu sitio. O bien, un .edu o un .gov increíblemente poderosos enlazando uno de tus artículos.

Bien, pues para conseguir este tipo de enlaces es necesario generar contenidos espectaculares. Contenidos dignos de ser enlazados. Es la única forma.

Puedes crear enlaces haciendo linkbuilding o contratando un buen SEO, pero la mejor manera sigue siendo conseguir enlaces mediante la publicación de un buen contenido y luego dejar que las masas lo enlacen.

Este es el modo real de obtener éxito continuo con el SEO.

4- El SEO exige una optimización técnica del sitio web. El marketing de contenidos necesita ofrecer una buena experiencia de usuario.

El SEO no depende solo de los contenidos en un blog, de unas palabras clave o de algunos enlaces de vuelta. Depende también de:

  • Optimizar el robots.txt.

  • Mejorar los metadatos.

  • Utilizar las etiquetas apropiadas.

  • Construir un mapa del sitio estratégico.

Es así, sin duda, pero estos requerimientos técnicos también están relacionados con el marketing de contenidos:

¿Por qué necesitas un buen mapa del sitio? Para que la gente pueda encontrar tu contenido con más facilidad y acceder a él.

¿Por qué necesitas un robots.txt optimizado? Para que los motores de búsqueda puedan rastrear mejor tu sitio, y para que los lectores puedan ver el contenido.

¿Para qué quieres las etiquetas correctas en los lugares adecuados? Para que tu contenido pueda conseguir una indexación estelar, resultados precisos de búsqueda y más lectores.

Todo vuelve irremediablemente al contenido. El vínculo entre el SEO y el contenido es inseparable.

5- El SEO requiere constancia. El marketing de contenidos se la da.

A Google le gusta el contenido fresco, recién sacado del horno.

El contenido fresco se indexa rápidamente, y consigue posiciones más altas en las SERPs (Search Engine Result Pages) que los contenidos más antiguos y menos valorados.

Cuando este contenido fresco aparece en un sitio con autoridad, puedes estar seguro de que va a tener un impulso en los resultados de búsqueda.

Así pues, conseguir un buen SEO también está relacionado con generar contenidos de forma constante. Lo que nos devuelve de nuevo a los contenidos.

El marketing de contenidos tiene que ser algo constante. No solo lo haces, y luego te olvidas. Lo haces y sigues haciéndolo. Y sigues y sigues.

El SEO y el marketing de contenidos convergen de nuevo.


Conclusión, SEO y Marketing de contenidos juntos sí o sí

Podría continuar dándote argumentos hasta la saciedad, pero no quiero hacerme pesado.

Resumiendo: El SEO se basa en realidad en el marketing de contenidos. Y el marketing de contenidos se basa, a su vez, en el SEO.

Antes de acabar algunas conclusiones finales:

  1. El marketing de contenidos y el SEO no pueden ser departamentos dispares con esfuerzos desconectados.

  2. Un SEO necesita tener conocimientos de marketing de contenidos, y viceversa.

  3. No creo que el acrónimo SEOCM (de SEO y de Marketing de Contenidos) tenga mucho futuro, pero es así como deberías pensar en ti mismo.

  4. Tu SEO fracasará a menos que integres el marketing de contenidos. Es la forma de generar contenidos de forma constante.

  5. Tu marketing de contenidos fracasará a menos que integres el SEO. Tus contenidos no irán a ninguna parte a menos que la gente los busque y los encuentre. Para que los puedan encontrar, necesitas el SEO.

Pon el SEO y el marketing de contenidos a trabajar juntos. Solos sirven de poco. Juntos, son pura dinamita.

Pedazo artículo que se ha currado el chico de GetBrisa, ¿no te parece?

Si te ha gustado tanto como a mí, no te lo pienses y compártelo por las redes sociales. No te cuesta ni dos minutos, y nos estás ayudando a darle difusión.

Imagen de cabecera: freepik